Arrecian las protestas contra el ERIH ( y yo que me alegro)

l

La European Science Foundation parece imitar el funcionamiento de la empresa Thomson Reuters en lo que se refiere al European Reference Index for the Humanities (ERIH) cuya gestión transfirió hace dos años a un centro denominado Norwegian Centre for Research Data. Creo haber conocido a uno de sus responsables en una reunión de la Deutsche Akademie der Wissenschaften y no me ofreció una impresión buena.

imagen 004

Prometo que no es miembro de ningún panel de expertos de alguna institución europea

Consideraciones personales aparte, la idea inicial (2002) del ERIH era recopilar una lista de publicaciones de investigación en Humanidades (que se ha ampliado a las ciencias sociales desde la intervención de los noruegos) y después proceder a su distribución en grupos ordenados. La idea recuerda poderosamente los cuartiles de la distribución de las revistas de investigación por sus factores de impacto, que ya realizan los sistemas Web of Science y el Scientific Journals Ranking con datos de Sopus. Otros sistemas regionales (Latindex) y hasta locales siguen esa estela. La valoración de las actividades de los grupos de investigación y las decisiones sobre la financiación  de sus proyectos toman en consideración el nivel adjudicado a las revistas en que han publicado previos trabajos. Para más información… ¡ Ay ! el BOE.

Un grupo de directores de revistas de investigación (he contado algo menos de 60 títulos) sobre Historia de las ciencias ha solicitado a los responsables de ERIH que eliminen sus revistas de la lista. La iniciativa es similar a la que se ha dado en llamar San Francisco Declaration on Research Assessment (DORA, aprobada el 13 de Mayo de 2013) o a la del IEEE sobre el uso apropiado de indicadores bibliométricos (aprobada el 9 de Septiembre del mismo año).

Los investigadores en humanidades parten de una apreciación común con las de las iniciativas mencionadas:

“We now confront a situation in which our own research work is being subjected to putatively precise accountancy by arbitrary and unaccountable agencies…”

Y abundan en argumentos también comunes a los esgrimidos en las declaraciones de 2013: la buena investigación y el contenido de calidad pueden aparecer en cuanquier revista científica y las características positivas o negativas de una revista no tienen por qué ser traducibles a todos y cada uno de los artículos que publican.
Algunos de mis colegas han publicado análisis sobre unos u otros aspectos del ERIH
Y otros, aún más próximos, han aportado criterios para un uso razonable de los indicadores.
Yo también considero que la comunicación científica en humanidades dista mucho de poder abarcarse (mucho menos juzgarse)  con la simpleza que el ERIH propone. Si yo fuera editor de una revista de investigación en Humanidades también solicitaría “with all due respect” que fuera excluída de esa lista.
Me intriga saber qué sucederá cuando todas las revistas satisfagan todos los criterios de calidad de todas las listas.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s