Predica con el ejemplo y la letra, lo de menos

Me gusta mucho la costumbre de convocar a las aulas al ritmo de una canción y de  despedir la jornada escolar con música. ¡ dios ! Es muchísimo más estético que los timbrazos y sirenas que todos hemos soportado, aquellos odiosos adelantos de las llamadas a las cadenas de producción. Supongo, además,  que es un alivio que la música suavice el anuncio de la diaria mutilación: a las cinco o así cercenan tu propio tiempo (y de paso tu identidad) y, como por arte de cuento, de mujeres y hombres se pasa a madres y padres. De caballos a ratones. Pues bueno. Lo que me intriga son los temas musicales que amenizan la entrada y la salida del colegio.

2016-04-12 18.51.15

Bueno, tampoco pretendía remontarme tanto y, aunque la foto es original, nunca he estado en Villamediana. Pero os hacéis una idea ¿ verdad ?

Debe haber razones poderosas, episodios definitivos en la biografía de, pongamos la directora de un centro, por los cuales las nueve de la mañana es la hora de The Beatles. Y, de toda su discografía, va y se le ocurre elegir el maravilloso himno “Imagine” de John Lennon.
¿ En serio ?
Espero que no haya angloparlantes entre los nenes y nenas de la escuela infantil de que hablo. El aspecto de sus padres y madres y el nivel de sus conversaciones no augura una gran “soltura lingüística”, afortunadamente. De otro modo, resultaría chocante (como si asistiera a la escena) que en una reunión del AMPA alguien pidiera explicaciones sobre eso de que :

Imagine there’s no heaven
It’s easy if you try
No hell below us
Above us only sky

Los niños podrían enterarse y comentar antes de la clase de catecismo también aquello de

…Nothing to kill or die for
And no religion too

Encantador ¿ no es cierto ?
Bien, pues olvidad los niños y dejad paso a los adolescentes. No a los de ahora, claro, me refiero a los de mediados de los noventa.
En aquella época empezábamos a saber inglés, lo que significaba exactamente que podíamos canturrear algunos temas imitando el sonido de las palabras pero sin catar para nada el significado. Muchísimo menos si había algo de argot por medio, claro. Y sin embargo… las canciones funcionaban de miedo. Unas pulsaciones en el bajo, las profundidades de una voz de barítono y ¡ zas ! se empezaba cerrando los ojos y se acababa… bueno, abriendo todo lo demás, por así decir.
Nada como el rythm and blues y nadie como Barry White (que ni de coña se apellidaba White, claro, con aquel armario de dos cuerpos por aspecto negro, negro) para eso. Algunas perlas de la letra de una de las canciones que prefiero:

your foreplay just blows my mind…
…so many things
I could do to you and so many ways I can please

…And if you think you can turn me out (you mean on, Barry ?)
Baby I wish that you would

…Why don’t you start turning down the lights
And show me just what you can do?
Here I am, practice on me

Y ahora el video, del que no he podido identificar a la chica. Damn it !


Que Barry descanse en paz, pero a vosotros ni se os ocurra. No seáis buenos, no vale la pena. Y ya sabéis: la letra, lo de menos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s