Raro, paticorto, esplendoroso.

¿ Por qué todos la han tomado con Febrero ?. ¿ Por qué no tiene el nombre de un César, como Julio o Agosto ? ¿ Por qué no le dieron un nombre divino, como a Junio o a Marzo ?. ¿ Por qué cojea y cada cuatro años le añaden esa ridícula muleta de día 29 ?. Es cierto, tiene su día infausto, su 23-F. Pero también tiene San Valentín y, por poner dos ejemplos, septiembre tiene sus 11 (el del Palacio de la Moneda y el de las torres gemelas) y Julio tiene su 18.
¿ Por qué, a pesar de todos los pesares, considero a Febrero un mes esplendoroso ?
Bueno, podría responder que es el mes del año nuevo chino. Podría añadir que es el mes en que comienzan a mezclarse los aromas del azahar y de la pólvora. También puedo anotar que, siendo que su nombre deriva del latín februum (purificación) los hijos de la Gran Bretaña, muy cachondos ellos, lo declararon el mes de la historia del movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). Los estadounidenses, en cambio, celebran en febrero la “semana del ingeniero” haciéndola coincidir con el nacimiento de Washington. Pura sosería.
Tengo poderosas razones para celebrar cada año, si no todo el mes de Febrero, al menos los últimos días. El 27 de Febrero se conocieron Martín Santomé y Laura Avellaneda y todos quienes hayan llorado leyendo “La Tregua” (Mario Benedetti, 1960) deberían de celebrar el día con una emoción que sólo la ficción es capaz de proporcionarnos. En 1990, Febrero sólo tuvo 28 días y el penúltimo fue un martes tibio y apacible que siguió a una semana de clima odioso. El 26, todos los 26 de Febrero,  también han sido especiales. Tanto que el propio Benedetti se atrevió a interpelar a su titular: “No seas tímida”, le dijo con el mejor acento montevideano.

thumb__DSC1275_1024

No es Hong Kong u otra parte de China, pero tanto Buda da el pego ¿ verdad ?

Y este año, además, Febrero, el menor de los meses, casi acaba en fin de semana. ¡ Qué gran detalle para un mes tan raro, que tiene que mendigar horas durante cuatro años para poder añadirse un día entero !.
Dejemos que los azahares de Febrero vuelvan a adelantar a las flores del cerezo de Marzo (en el Jerte este año se esperan para el 20, de la Sakura de Japón me desentiendo).
Mi recomendación musical para este fin de semana tiene tres grandes ingredientes : Michel Legrand, que compuso el tema para una película de 1969, Sting, que lo versiona con su voz tan rota, y el trompetista Chris Botti, a quien recién acabo de conocer.
Aunque no lo parezca, es una canción de cumpleaños. Fijaros en esta estrofa:

And when you stand / Y cuando estás
Before the candles on a cake /Ante las velas de la tarta
Oh, let me be the one to hear /Deja que sea el único que oiga
The silent wish you make / El deseo que formulas en silencio

Mucho mejor que la de los Payasos de la Tele o el tradicional Happy Birthday ¿ Verdad ? Aunque como su atmósfera romanticona nada tiene que ver con los temas que, me apuesto lo que queráis, alguien estará bailando en las pistas de The Fabric. Sí, justo, esa que nació a las cinco  menos cuarto de la tarde de un 27 de Febrero, el mes que desde entonces es esplendoroso.

¡ Feliz fin de semana, haced los honores al bueno de Febrero que se acaba y no permitáis que los disc-jockeys de Londres os llenen de agujetas !.
Y, para el caso ! ojo ¡ tampoco se lo consintáis a ningún virtuoso de los bailes de salón.

He sabido hace un rato que hoy también es el cumpleaños de Rafa G, a quien estoy empezando a apreciar. No lo ha aceptado con deportividad, según parece, pero dadle tiempo…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s