As promised… let’s make fridays freedays !

Parece que habéis aceptado que mis entradas de los viernes sean una forma de desearos un buen fin de semana. Vosotros os lo buscásteis: me dais pie a insistir, así que ahí vamos:

Esta semana me tomé un día libre para visitar la Sierra de Gúdar. Ya sabéis, Rubielos, Nogueruelas, Albentosa… De esas idas y venidas, de las reflexiones entre casas solariegas y pinos mediterráneos podría haber surgido otra vez un temita empalagoso y tristón, al ritmo de rumiaciones más o menos obsesivas, como el de la semana pasada. Pero no, alguien vino en mi auxilio y, como veréis y escuharéis, me cambió por completo la inspiración, las intenciones y el color de los pensamientos. Del malva-tirando-a-semana-santa al verde-caribe-en-los-árboles-y-en-tu-falda (en este punto hasta admito uno de los gruñidos de Pérez Prado).

Debo mucho a mucha gente, pero con nadie tengo una deuda tan grande como con quien me habló hace poco de su afición por los swing choirs, esos grupos de aficionados o profesionales que combinan el canto en grupo con el baile. Como siempre, seguí el hilo hasta quedar encantado y lo que comparto con vosotros es parte de ese encantamiento. Añádase a los efectos bocales de Bobby McFerrin el humor del coro Boca a Boca y ¡ ya !

Me da igual que el video sea promocional. Lo que cuenta es que la gracia de esa gente, su forma de comunicar alegría y despreocupación con sus voces, sus efectos y sus movimientos provocan que los malos humores se disipen o al menos se aplacen… durante el fin de semana.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s