Gino Paoli era sbagliato

Dios me libre de copiar, pero más me libre de pretender que soy original. En su blog para el New York Times, Paul Krugman desliza a veces videos musicales. He pensado hacer lo mismo y con el mismo propósito: desear un buen fin de semana a mis seguidores. Utilizaré la etiqueta estrictamente (strictly) personal para distinguir estas entradas de las otras, más técnicas. Lo que sigue justifica sobradamente el carácter personal de la entrada. Ahí va:
Hace algún tiempo, alguien devolvió a mi memoria una canción que había olvidado. La conocí en 1972, con la banda sonora de una de las películas más enternecedoras que he visto, la comedia Avanti ! que Billy Wilder adaptó del original teatral de Samuel Taylor. No me extenderé sobre la película, que sin embargo recomiendo y con fuerza, pero la canción y lo que para mí supuso el reencontrarla son otra cosa…
Como siempre que algo me interesa, tiré de lo poco que sabía y fui descubriendo, uno de mis placeres favoritos. Gino Paoli compuso “Senza fine” en 1961 para una mujer, una figura fue tan importante que consiguió desplazar a Anna Fabbri, la esposa oficial entonces, y a Stefania Sandrelli, doce años más joven y con quien, a pesar de ser menor de edad, mantenía una relación por aquellos años.
Aquella mujer fue Ornella Vanoni y me resulta muy sencillo justificar que inspirara el tema porque a su belleza y a su talento añadía algo más importante aún: su complicidad con el compositor. Quizá eso no bastó para consolidar su unión, así que, en efecto, Gino Paoli se equivocaba y todo tiene un final. Paoli se separó de la Vanoni como Jack Lemmon se separó de Juliet Mills.
Senza fine, un ritmo suave de vals (gentle waltz, in 1 marca la partitura) que introduce un acordeón recorriendo el Mi bemol mayor, y una letra arrebatada, primero con una falsa protesta de agobio y luego con la declaración de la entrega…
He traicionado a Paoli y he elegido para vosotros una versión adobada con un suavísimo ritmo de samba en la guitarra. Si no conocéis aún a Zizi Possi, es momento de que disfrutéis de su estilo y su voz.

La vida da muchas vueltas y entre tantas idas y venidas  Gino volvió a encontrar a Ornella como Wendell y Pamela se volverían a encontrar todos los veranos, si hemos de creer la historia de la película. Me temo que yo no tendré tanta suerte: la vida da muchas vueltas, pero no tantas.
Buen fin de semana a todos. Espero haber añadido algo bueno a vuestras alegrías.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s